Butlletins

5 – ENTREVISTA A IGNACIÓ PEREZ (OCDE)

ENTREVISTA A IGNACIO PEREZ DOMINGUEZ

El Sr Ignacio Perez ha participat com a ponent a la Jornada AGROFORUM, a ell ens hem dirigit per a conèixer la seva opinió, com a expert de la OCDE, sobre les perspectives dels preus agraris. L’entrevista ha estat contestada en castellà la qual transcrivim en l’idioma original en la que va ser contestada

“La tendencia a la moderación de precios de los productos agrarios puede verse reforzada en los próximos meses”

Entrevista con Ignacio Pérez Domínguez, Licenciado en Economía por la Universidad de Zaragoza y Doctor en Economía Agraria por la Universidad de Bonn, economista y analista de políticas en la Dirección de Comercio y Agricultura de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

1.- Después de los aumentos de precios de los productos agrarios de los años 2006-2008 y 2010-2011, la OCDE y otros organismos internacionales sostienen que hemos entrada en una época de precio más elevados para los alimentos (“los precios elevados han venido para quedarse”) y que por ende se ha acabado el período  de los alimentos baratos. ¿Después de los sucedido con los precio en los últimos meses, se mantienen las perspectivas de precios a niveles más altos que sus niveles históricos para los alimentos?

Ya en las previsiones de mercado del año pasado preveíamos incrementos más moderados de precios, e incluso reducciones en términos reales para los precios de referencia de trigo y maíz. Con las perspectivas de este año esta tendencia se va a ver reforzada, sobre todo debido a varios factores: (a) las grandes campañas de este año en las principales zonas productoras (Estados Unidos, Rusia y Argentina) y las provisiones optimistas para la campaña 2014/15, (b) la revisión a la baja de los principales indicadores macroeconómicos de crecimiento por el FMI, (c) la posible relajación en los precios de la energía debido a la aparición de nuevas fuentes (fenómeno del “fracking”, con importantes efectos en los precios de fertilizantes) y (d) las reformas incipientes sobre las políticas de biocarburantes para reforzar los criterios de sostenibilidad. En definitiva, que este año las incertidumbres pueden ser más bien a la baja, aunque elementos geopolíticos de inestabilidad (crisis de Ucrania) y políticas de natalidad (segundo hijo en China), pueden mantener cierta tensión en los mercados de productos de primera necesidad.

2.- En este año 2014 tanto los Estados Unidos como la Unión Europea han culminado la reforma de sus políticas agrarias: la Farm Bill y la Política Agraria Común, respectivamente. ¿Hasta que punto las nuevas Farm Bill (Agricultural Act of 2014) y PAC 2014-2020 van a influir en los mercados agrarios internacionales?

No se esperan grandes movimientos en los mercados derivados de estas políticas. Ambas tienen pocos elementos que afecten a la producción, y estamos hablando de mercados bastante maduros, sobre todo en el caso del europeo. La nueva política agraria estadounidense incluye importantes elementos de gestión de riesgos y de intervención con objetivos de seguridad alimentaria (programa de asistencia nutricional). No obstante, el principal objetivo de la reforma es la reducción de la carga presupuestaria. En el caso de la reforma de la Política Agraria Común, la promoción de una producción sostenible unida a una reducción presupuestaria en términos reales con respecto al previo periodo de financiación son los puntos principales.

3.- Parece existir evidencia de que la volatilidad de los precios internacionales de los productos agrarios ha aumentado en los últimos años. ¿Contamos con instrumentos eficaces para combatir esta volatilidad?

Las recientes iniciativas del G20 para incrementar la transparencia de mercado y controlar los movimientos especulativos en mercados agrarios pretenden reducir la volatilidad de mercados. No siendo posible la evaluación de la eficacidad de estas medidas, sin duda han motivado una mayor concienciación a nivel internacional y la creación de foros de discusión internacional alrededor de los principales problemas relacionados con la volatilidad de precios: la in-seguridad alimentaria y los problemas de abastecimiento (niveles de existencias de productos básicos). Desde la OCDE se fomenta el uso de políticas responsables, tratando de evitar elementos distorsionadores del pasado como restricciones a las exportaciones. La actuación en los próximos años de países en desarrollo como China, India, Viet Nam o Tailandia en la gestión de políticas de seguridad alimentaria (p.e. reducción/acumulación de grandes reservas de trigo y arroz) van a ser cruciales para los movimientos de precios en los mercados internacionales. También el establecimiento de cláusulas de suspensión temporal de mandatos de biocarburantes en periodos de escasez en Estados Unidos, Unión Europea, Brasil o Indonesia puede contribuir a reducir la volatilidad de precios.